Desde el otro día que estaba platicando con un compañero, nos preguntábamos si existirían chistes de Biólogos, ya que todos conocemos chistes de Médicos, Abogados, Físicos, Químicos, Ingenieros, etc… sin embargo nadie en toda nuestra facultad conocía un solo chiste que hiciera alusión a alguno de nosotros, por lo que luego de una larga (bueno ni tanto, solo en lo que tecleabamos XD) búsqueda en google sobre chistes de biólogos, nos encontramos con tres muy buenos, los cuales dejo a continuación. Espero les guste ^^

Un arquitecto, un artista y un biologo estaban discutiendo acerca de si era mejor pasar el rato con la esposa o con la amante.
El arquitecto dijo que disfrutaba pasar el tiempo con su mujer, construyendo una base sólida para una relación duradera.
El artista dijo que disfrutaba pasar el tiempo con su amante, porque con ella encontraba pasión y misterio.
El biologo dijo: -”A mi me gustan las dos”
- “¡¿Las dos?!”
- “Sí. Si tienes una mujer y una amante, cada una de ellas asumirá que estás pasando el rato con la otra, y así puedes ir a investigar y terminar el trabajo pendiente.”

Los biologos moleculares se han preguntado durante años por que
la mayor parte del ADN de un organismo no parece tener ninguna funcion.
Pero la razon es bien simple; tan solo el 30% del ADN de un humano sirve
para algo porque el resto son comentarios escritos por Dios.

Un Biólogo no respira, rompe carbohidratos.
Un Biólogo no se deprime, sufre disfunción del hipotálamo.
Un Biólogo no admira la naturaleza, analiza el ecosistema.
Un Biólogo no hace elogios, describe procesos.
Un Biólogo no tiene reflejos, tiene un mensaje de neurotransmisión involuntaria.
Un biólogo no tiene una función en la sociedad, tiene un nicho ecológico.
Un biólogo no hace limpieza, hace mejoramiento del hábitat.
Un biólogo no va de compras, va a aprovechar el recurso.
Un biólogo no tiene conocidos, tiene conespecíficos.
Un biólogo no tiene socios, tiene conespecíficos simbiontes.
Un biólogo no tiene enemigos, tiene conespecíficos competidores por el recurso.
Un biólogo no tiene pareja, tiene complemento génico.
Un Biólogo no facilita discusiones, cataliza substratos.
Un Biólogo no coquetea, elabora un “display” reproductivo.
Un Biólogo no tira, copula.
Un Biólogo no admite errores, argumenta que sus actos dependen de caracteres hereditarios sumados a aprendizaje adquirido en la infancia.
Un Biólogo no habla, coordina vibraciones de las cuerdas vocales.
Un Biólogo no piensa, realiza sinapsis.
Un Biólogo no se asusta, recibe una respuesta galvánica incoherente.
Un biólogo no se emociona, tiene picos de niveles de adrenalina.
Un biólogo macho no compite, reafirma sus niveles de testosterona.
Un biólogo hembra no es sensible, tiene ciclos hormonales periódicos.
Un Biólogo no llora, produce secreciones lacrimales.
Un Biólogo no espera retorno de llamadas, espera feed backs.
Un Biólogo no se enamora, sufre reacciones químicas y psicosomáticas.
Un Biólogo no pierde energía, gasta ATP’s.
Un Biólogo no divide, hace meiosis.
Un Biólogo no hace cambios, procesa evoluciones.
Un Biólogo no fallece, sufre muerte histológica.
Un Biólogo no se desprende del espíritu,transforma su energía.
Un Biólogo no deja hijos, alcanza éxito reproductivo y mejora su fitness.
Un Biólogo no deja herencia, deja pool génico.

Bye Bye

Realidad …

9 Enero 2010

Esta es una cita de una columna de El País, escrito por Juan Carlos Rodrigues titulado Fregonas y Maletas de Ruedas que he leído el día de ayer, sobre los problemas que presentan hoy en día los cibernautas Españoles. En fin, el punto al que quería llegar es que no se ustedes, pero yo me he sentido muy identificada con el siguiente comentario

“He pasado por una tienda de discos y he pedido que me vendieran la canción de Joaquín Sabina, Tiramisú de limón, pero, el dependiente ha pretendido que le comprara 13 canciones más que, por lo visto, es toda la producción del huerto musical de Sabina en la temporada del año 2009. Y no sólo lo pretendía, sino que además quería cobrarme algo más de veinte euros por un estuche de plástico con un disco dentro. Me he negado a llevarme toda la producción del maestro, porque a mí sólo me gusta Tiramisú de limón. El dependiente no entendía lo que yo le decía y yo no entendía lo que me decía él; debe de ser que yo emigré a la sociedad virtual, que no necesita formato para disfrutar de un hecho cultural, y él sigue en territorio analógico, donde la realidad es sólo física. ¡Vamos, que si le digo que le voy a enviar un correo, seguirá pensando que en una semana recibirá una carta mía envuelta en un sobre de papel, con un sello postal y un matasellos!”

Espero les haya gustado y tengan un feliz comienzo de un año lleno de éxitos. Bye Bye